javier_bardemPor Stephanie Kon Ripstein

¿Cómo llegaste al proyecto de John Malcovich (director)?

John vino a España cuando la película «Carne Trémula» de Pedro Almodóvar estaba en cartelera y yo tenía un personaje en esa cinta, creo que le gustó mi actuación y de ahí lo conocí. Me comentó de su proyecto que se iba hacer en aquel entonces, pero por problemas de presupuesto bajo, no se hizo esta película hasta cuatro años más tarde. Y bueno desde ahí permanecimos en contacto y finalmente hicimos la película y partir de ahí hemos trabajado juntos.

¿Qué tal fue tu relación personalmente con Malcovich?

Muy buena, muy sencilla, es una persona que es muy inteligente, con un gran talento creativo y un gran amigo. Una persona que es muy sensible y a la vez es muy humilde con todo y sus grandes éxitos profesionales. John Es un director muy sensible, respetuoso y muy amable. Sabe exactamente lo que es un actor (como el es uno), conoce la forma de dirigirlos.

Javier, muchos de los papeles que has elegido, tienen ciertas tendencias políticas, por ejemplo Santa en «Los Lunes al Sol» o «Before de Night Falls» contra Cuba y Castro, son papeles y películas que critican obviamente el gobierno del que se trata. ¿Tú crees que este tipo de elecciones puedan llegar a afectar negativamente tu carrera en el futuro?

No lo creo en absoluto, yo hago aquello que me parece que es interesante representar, personajes que tienen algo que decir que valga la pena. Evidentemente uno como actor necesita el apoyo del público, pero fuera de eso le doy igual importancia y respeto a lo que yo quiero hacer, como actor y persona. Y lo que yo quiero hacer siempre tiene que ver con los personajes a los que elijo, tiene que ver con la profundidad y complejidad del ser humano. Yo creo que el artista siempre ha sido la guardia cultural de un país y unas de las obligaciones de un artista es exponer el espejo que refleja a la sociedad y creo que en ese sentido las películas que tienen una cierta crítica son necesarias.

Escuché que querías ser pintor. ¿Qué sucedió, qué haces en tu tiempo libre?

Yo me dedique un tiempo a la pintura, pero me convertí en un vago y perdí la perspectiva, perdí todo literalmente (sonríe) Así que tuve que buscar otro oficio. También, me gusta la música como todo ser humano y a veces me pongo a tocar la batería que tengo, intento sacar sonidos algo que me ha sido imposible.
Soy una persona a la que le cuesta bastante hacer una actividad que no sé interpretar pero igual lo intento.

¿Qué necesitas hacer para prepararte para los diferentes personajes que representas?, ¿qué proceso llevas para convertirte de Javier Bardem a “Santa” o Rojas” en este caso?

Cada personaje, igual que cada persona real, tiene una energía distinta. Para mí es importante enfocar o descubrir que tipo de energía tiene cada personaje para lograr representarlo; como respira, si es una persona agitada o una persona calmada. Y también estoy obsesionado con el movimiento corporal. Creo que esto explica incluso más, muchas veces que las palabras. Así que se podría decir que me interesan los personajes que tienen algo que construir en ese sentido. Lo demás es mi imaginación.
Estoy obsesionado con la verdad, no con la mentira. Y cuando tengo que interpretar a alguien, intento ponerme en su piel para poder expresar lo que ese personaje necesita expresar.

Mucha gente en tu familia son actores, me gustaría saber ¿qué te inspiro o te llevó a ser actor?

Fueron muchas cosas, en primer lugar yo empecé a trabajar en el cine de extra para poder seguir trabajando y estudiar pintura. Y sí, mi familia está muy metida en esto; mi madre es actriz, mis abuelos son actores, mi tío era director.
Yo entre de la mano de Vigas Luna, que es un director español, el me dio una oportunidad de oro de la cual siempre he estado agradecido y así empecé a prepararme, porque me di cuenta de que quería ser actor. 

¿Es verdad que alguna vez dijiste, “No creo en Dios, creo en Al Pacino”?

Sí, es verdad. Yo creo que Al Pacino es como un Dios, me ha enseñado más cosas que el catecismo. Me encantaría trabajar con el, sería como un sueño vuelto realidad.

Se que antes de dedicarte al cine te dedicaste a ser bouncer de un club stripper, cuéntame de esto

Si, de hecho fue una época en la que tuve que trabajar en lo que encontrara para sobrevivir, y aparte yo era joven y mejor mozo. Antes podía quitarme la ropa y ahora ya no. (sonríe)

¿Hay algún personaje que te gustaría interpretar de la historia o de la literatura universal?

Sí, Hernán Cortes. Es un personaje que pareciera que es un loco, pero el cambió la idea del mundo, de la geografía mundial. Es contradictorio y violento, pero también son personajes que uno tiene que estar a la altura para poder interpretarlos.

Pues tú mostraste en esta película el talento de poder representar muy creiblemente a alguien mucho mayor que tú

Sí, en el caso de la película “The Dancer Upstairs,” Rojas es un personaje que es como diez años mayor que yo, pero el buen trabajo de maquillaje esta ahí. También, utilicé un lenguaje corporal y un ritmo con una pausa que no corresponde a mi edad o mi vida.
Es un reto y para mí es divertido.

Tú dijiste que eres un actor pobre, pero para mí eres un actor riquísimo, porque tienes un gran talento. ¿Qué es para ti ser un actor pobre?

Es un actor que no hace más que representar el mismo papel por miedo a intentar hacer nuevas cosas. Las personas no somos solamente de una forma, somos de muchas formas. Yo tengo mucho miedo a veces de representar nuevas cosas porque pienso que no soy capaz. Bueno, pero por lo menos intento de vez en cuando sacar la cabeza y mirar que más hay.
Dije actor pobre refiriéndome a eso, yo a los actores los respeto profundamente porque ya el hecho de salir y trabajar, entregarse a su personaje para el público es un acto de generosidad, el cual yo respeto.

¿Hay algún director en especial con el que te gustaría trabajar ?

Hay directores que me gustaría trabajar en todo el mundo. Por ejemplo en México me gustaría trabajar con Alfonso Cuaron, con Arturo Ripstein  y en Hollywood hay gente como los hermanos Farelly. Son sueños que uno sabe que son difíciles de hacerse realidad.

¿Tienes algo en producción ahora?

No nada, ahorita estoy leyendo varios guiones, pero todavía no encuentro ese material que me entusiasme o que me quite el sueño.

¿Te gustaría escribir o producir?

Me gustaría escribir, pero me gustaría saber como hacerlo, ya que eso es una cosa que no se puede aprender. Uno tiene ese talento o no.
Producir sí, de hecho yo tengo una pequeña productora que produce cortos cinematográficos, pero el mundo de la producción de papeles y personajes es lo que me encanta, me vuelve loco.

¿Qué tanta libertad te dio Malcovich como actor?, ¿Qué tan flexible era para dejarte crear al personaje?

John te decía una palabra, un símbolo o te daba una imagen que te servía para seguir la escena, y no te decía nada más, te dejaba decidir tus propias acciones o comportamiento. Te daba más libertad de la que a veces quieres como actor, acabas creando todo tú. El te hacia volverte mas responsable. En ese sentido se nota que ha hecho mucho teatro y que está habituado a crear espacios, a crear situaciones de la nada.

¿Qué sentiste de ser el primer actor español nominado para el Oscar, además en la categoría de mejor actor, compitiendo contra los grandes de Hollywood?

Para mi fue un gran honor y un privilegio, y me la pase bien. Fue una fiesta loca a la cual no le di mayor importancia de la que tiene, que es la de sentirme honrado y agradecido.

¿Cuál ha sido tu mayor reto en esta carrera?

Para mi el reto es el simple hecho de ir andando, avanzando y ver que sucede y dejarme llevar por mi propio instinto; qué es esa cosa tan absurda y a su vez necesaria que tenemos los humanos que te puede llevar al fondo de los pozos. Es una cosa que funciona libremente y yo lo he seguido siempre. Aunque a veces me equivoco, pero no evito seguir el instinto. Para mí lo más arriesgado es darle razones a seguir tus decisiones.

¿Cuál ha sido tu logro más grande?

Mi logro mas grande posiblemente ha sido hacer aquello que me gusta y que me paguen por ello, el poder vivir de esto. Y personalmente muchas cosas como tener los amigos o prometida que tengo.

Se que has trabajado con directores muy importantes, como Pedro Almodovar, Vigas Luna. Me gustaría saber ¿qué piensas de trabajar con ellos?

Vigas Luna es una persona que tiene un sentido de la vida admirable, que tiene una relación con las pasiones muy fuertes y muy creativas, es una persona que al estar cerca de ella es inspirador.
Almodóvar es una persona que tiene un universo muy concreto, mágico en particular, es uno de los genios del cine contemporáneo.

¿Qué opinas del éxito de Penélope Cruz?

Penélope y yo empezamos juntos en “Jamón Jamón,” y me parece que ha sido buena su decisión de venir aquí a hacer su carrera. Es una mujer con mucho talento que le queda mucho por hacer.

¿Qué mensaje le darías al caótico mundo en el que vivimos, si tuvieras la oportunidad?

Que no nos dejemos llevar con esta idea tan globalizada de polaridad de los extremos, de lo bueno a lo malo, de que si no estás conmigo estás contra mi. PAZ